Profe, ¡cuídate esa garganta!

¡Hola profes!

Hoy la entrada va dedicada a todas/os aquellas/os que lleváis un par de semanitas con los peques y vuestra garganta está hecha trizas, destrozada, dolorida o que directamente, habéis perdido la voz, ya os han salido placas o tenéis miedo a hablar demasiado porque sabéis que os saldrán.

I feel you! Empatizo completamente con vosotras. Llevo tres cursos cogiendo entre 3 y 4 amigdalitis por curso… la primera siendo muy fuerte y las demás siendo más suaves… pero cogiéndolas. En esta entrada, os voy a contar parte de mi proceso de búsqueda de respuestas a tantas amigdalitis, así como diversas técnicas y productos que han ayudado a mejorar la salud de mi garganta.

El primer curso pensé que era por mala suerte, el segundo, pensé que era cosa de mis alumnos (los mismos que el curso anterior) y que una vez que pasara esta promoción, mis amigdalitis cesarían… pero no fue así y el curso pasado volví a coger tres veces. Desde la S.S me dicen que si no se repiten más de 5 veces por año, mejor no operar… he ido a varios privados y mientras que unos me dicen que sí, que hay que quitarlas mientras sacan ya los papeles de consentimiento, otros me dicen que no… que pruebe a cuidarme desde dentro, y la vacuna sublingual primero y que si no funciona, que lo valoraríamos…

¿Qué queréis que os diga? Yo prefiero hacer caso y dejar guiarme por los que me piden calma… que las anginas una vez que las extirpan no vuelven y que si no coges anginas, cogerás cosas peores porque el problema es que algo pasa en tu interior que no protege correctamente… También entiendo a todas aquellas que os han quitado las anginas porque de verdad… ¡es insufrible y cuando ya vas por el tercer episodio te entran ganas de gritar…!

Si estás en este momento con esta situación, te voy a ir contando primero los procedimientos clínicos que recomiendo, después aquellos productos que personalmente he probado y me han ido bien y después otros remedios que el #claustrodeig ha sugerido. No vamos a dar con la receta que nos haga tener la voz de Montserrat Caballé 24/7 y sentirnos bien de continuo pero sí que pretendo aclarar en esta publicacion qué factores determinan la salud de nuestra garganta. ¿Soy médico? ¡¡¡No!!! Pero como llevo tres años sufriéndolo, he probado de todo y me he empapado de mucha información clínica… además de toda la info que me han dado los tres otorrinolaringólogos a los que he acudido en el último año.

Debemos entender que nuestra profesión es increíblemente gratificante pero increíblemente dura para algunos órganos, especialmente aquellos involucrados con la voz, que sufren si no realizamos un buen uso de las diferentes piezas… la garganta, la laringe, las cuerdas vocales, los músculos del cuello y la tensión que ejercemos, el diafragma… y con él, el proceso respiratorio. Cuando hablo de analizar tu maquinaria, me refiero a que quizás debamos analizar cómo hablamos… ¡y cómo respiramos al hablar!… si respiramos en los momentos adecuados, si cogemos aire como es debido, si utilizamos el diafragma o sin embargo respiramos con prisa y mal… Desde niña he realizado clases de canto y a mí me han educado de manera que sé respirar adecuadamente y proyectar la voz adecuadamente mediante la respiración costodiafragmática pero es un ejercicio donde al principio has de ser muy consciente y modificar constantemente. Servidora si va con prisas o si está a 300 cosas a la vez, se para de repente siendo consciente de que estaba respirando mal… y eso pasa factura. Si sufres ronquera o afonía y la garganta se te irrita con facilidad, este posiblemente sea el primer paso a analizar.

En YouTube existen varios vídeos donde explican cómo es una buena respiración costodiafragmática pero, si de verdad quieres mejorar y es un tema que te preocupa, te recomiendo que visites una buena foniatra. No es el servicio más barato pero nos puede ahorrar muchos dolores de cabeza garganta porque… ¿cuántos años, dices, que te quedan para jubilarte? ¡Pues eso! ¡Invierte en ti!

Si más o menos eres consciente de cómo respiras, si ya has ido a un foniatra o si en vez de ronquera y afonía lo que pillas son anginas / amigdalitis... puede ser que haya algo dentro de ti que no funcione del todo bien. Con esto me refiero a que te hagan una analítica completa y analicen cómo vas de hierro, ferritina, los glóbulos blancos, los leucocitos, las plaquetas… y todo aquello que protege un cuerpo ante bacterias y virus.

Los cambios bruscos de temperatura, gritar mucho, estar en una clase sin ventilación, estar cerca de algún alumno que esté con anginas… todo eso son factores externos que también afectan a que podamos coger amigdalitis bacteriana o vírica (¡son diferentes!) y si nuestro ejército defensivo no está a tope, lo pillaremos y sus efectos serán horribles.

Aquí os dejo una imagen cogida de Google que establece las diferencias entre una amigdalitis bacteriana de una viral. ¡Hay diferencia!

Si te hacen una analítica, es posible que algunos valores te salgan bajos y, a partir de ahí, el doctor te recomiende algo para subir las defensas. Os comento qué me han mandado a mí, durante estos tres años y cómo me ha ido:

Contiene las vitaminas liposolubles A y E. La vitamina A actúa en un gran número de funciones importantes en el organismo; es necesaria, entre otros procesos, para la visión, la integridad de la piel, el desarrollo de los huesos y para las defensas del organismo. Aunque esto es un medicamento que debe ser recetado por el médico, debido a la falta de atención primaria por el Covid, os dejo el prospecto aquí para que os lo leyerais enteramente si os lo mandan tomar por teléfono… ¡Cuidado si estás embarazada o pretendes quedarte embarazada! Este producto NO es para ti.

Me lo recomendó mi médica de cabecera el año pasado cuando aún podíamos ir a los ambulatorios y no conocíamos eso de la ‘teleasistencia’.

Veredicto: lo tomé el año pasado y cogí unas amigdalitis fuertes la primera vez y dos débiles.

Immunium me lo mandó el otorrinolaringólogo que me quería quitar las amigdalas así como nada más cruzar su puerta y al cual le dije que prefería esperar y probar otras cosas. Fue entonces cuando me recetó (aunque lo puedes comprar sin receta) IMMUNIUM. Añadió que lo toman sus hijos y su mujer en época de cambio de estaciones… Ay amigo, ¡haber empezado por ahí! IMMUNIUM es un concentrado de activos naturales (Probióticos, Selenio orgánico y Zinc)  que fortalece el sistema inmune creando una barrera para proteger de las infecciones más frecuentes.

Veredicto: lo tomé en verano… lo cual no es relevante porque no es época de virus ni bacterias aunque lo he vuelto a tomar. Ya os contaré.

Son probióticos… como el kefir o el yogur, así que puede ser un buen comienzo. Puedes conseguirlo haciendo click aquí.

Aun así, desde el momento en el que me recetaron vitamina A+E, tomé conciencia de eso de cuidarse desde dentro para estar sana fuera… y cuando fui a la farmacia a por las vitaminas me hice acopio de varias cosas más. Os las pongo por aquí a modo informativo: qué son y para que sirven y valorad vosotras si os sirve o no. (No os hinchéis de repente… ¡con cabeza!)

La equinácea es una planta que se toma en forma de pastillitas como complemento alimenticio natural que contiene la planta Echinacea purpurea, una de las plantas naturales más ampliamente utilizada por sus propiedades beneficiosas para esos cambios de estación y de frío, donde necesitamos reforzar nuestras defensas naturales y protegernos sobre las agresiones externas. No se recomienda tomar equinácea durante más de dos meses seguidos. Tampoco está recomendado su uso en personas que padecen enfermedades autoinmunes o hepáticas, y tanto durante el embarazo como en la lactancia debe consultarse a un especialista antes de tomarla.

Del mismo modo, el consumo de la equinácea puede interactuar con ciertas sustancias y medicamentos. Por ejemplo, en el caso del café reduce la capacidad habitual con la que nuestro organismo descompone la cafeína y, en relación a los medicamentos, dificulta la síntesis de aquellos que se eliminan a través del hígado.

Si quieres saber más sobre la equinacea y el sistema inmunológico, te enlazo este artículo que deja todo muy bien explicado.

Si cumples los requisitos y crees que te irá bien (mucha gente la toma, realmente…) puedes acercarte a tu farmacia de confianza o conseguirla haciendo click aquí.

Lo que dice internet: Aquilea própolis spray 50ml es un complemento alimenticio presentado en spray específicamente preparado para ofrecer a tu organismo las propiedades naturales del própolis. Su fórmula contribuye a estimular el sistema de defensas naturales, ya que contiene una alta concentración de própolis, agrimonia y erísimo (hierba de los cantores), plantas tradicionalmente utilizadas para las afecciones respiratorias y la garganta. Incluye una cánula para aplicar el spray de forma directa, cómoda e inmediata.

Contraindicaciones:

  • Algunas personas pueden resultar alérgicas por lo que se recomienda tomar una mínima cantidad inicial y observar la reacción, ya sea ingerida o aplicada de forma externa.
  • Debe utilizarse durante períodos cortos.
  • El exceso de consumo de propóleos puede causar trastornos gastrointestinales.
  • En mujeres embarazadas y lactantes ha de ser recomendado por el médico previamente.
  • No se puede consumir si se padece de asma alérgico, porque puede agravar los síntomas.

Mi opinión: es cierto que alivia, sobre todo después de dar alguna clase donde has tenido que forzar más la voz. Yo lo utilizaba dos veces al día y la sensación era de comfort. Como positivo, destaco que al ser un spray pequeño, te lo puedes llevar en el bolso o en la mochila y aplicarlo en cualquier momento que necesites. Al ser en spray, es más intenso por lo que es muy buen remedio natural.

Si te interesa adquirir el producto, puedes ir a tu farmacia de confianza o hacer click aquí.

SIN GLUTEN Y SIN AZÚCAR.

¿Quién me iba a decir a mí que una semana después de mi compra íbamos a estar confinados? Después de probar el spray pensé que quizás había propóleo en caramelos, para poder consumirlos con disimulo cuando fuese que lo necesitara… ¡Dicho y hecho! Busqué en Amazon y los encontré. Merecen mucho la pena. El spray está bien porque es más intenso pero el caramelo, al tenerlo en la boca, te suaviza más porque está ‘hidratando’ durante más rato. Los recomiendo siempre. Tienes en dos tamaños pero, por precio, mucho mejor los 500g. Quizás medio kilo es mucho… pero puedes compartir con alguna compañera. Yo los compré entre una amiga y yo y nos ha ido bien a las dos. ¡Consíguelos aquí!

El año pasado, cuando pasaba por mi tercer curso con más de 3 amigdalitis pensé invertir dinero en un amplificador de voz y en enero del 2020 me compré un amplificador porque mi compañera de música lo utilizaba y estaba encantada. La realidad es que, al recibirlo, me dio bastante vergüenza imaginarme en el aula con él así que lo dejé en el fondo de mi armario… hasta que la temida pandemia apareció, y con ella, la obligatoriedad de mascarilla… durante la primera semana vi que la KN95 permitía que mi voz resonara más e hiciera menos esfuerzo que con la higiénica o de tela pero aun así, el esfuerzo que tenia que hacer era enorme… si a eso le sumaba que las ventanas tienen que estar abiertas, que entra ruido del exterior… el resultado fue obvio: terminó la primera semana con niños y me fui a casa llorando por el escozor de garganta… así que no me quedó otra que tragarme la vergüenza y utilizarlo.

Llevo una semana haciéndolo y estoy encantada. Ni punto de comparacion. No grito. Los niños me escuchan… y como hablo calmada, esa calma se transmite a los alumnos así que es un win-win.

Tenéis amplificadores de voz en Amazon, en Aliexpress y en muchos otros sitios. A continuación os pongo el que yo tengo.

⚠️ADVERTENCIA⚠️ se están subiendo a la parra así que por favor, si por un amplificador con cable, os cobran más de 40€, os están timando. A mí me costó 35. Otra cosa es que sea inalámbrico u ofrezca prestaciones increíbles pero creo que han visto el negocio y han subido precios.

Este es de Amazon. No es el mío pero me lo han recomendado múltiples veces. Haz click en la imagen para ir directamente. PVP: 25€ aprox.

El mío es de la marca Zoweteek, con cable pero ahora mismo no lo encuentro en Amazon. Hay una version inalámbrica que puedes dejar el altavoz hasta 50 metros de distancia, pero que cuesta cerca de los 70€. Te lo dejo para que le eches un vistazo pero el mío, aunque tenga cable, costó la mitad. Quizás te interese este modelo… o quizás no. Si quieres algo más económico, el de arriba está muy recomendado.

Haz click en la imagen para ver el producto.

A base de leer, vi cómo el ambiente en el que nos movemos puede pasar factura a nuestro cuerpo… y en especial a nuestra garganta, que necesita estar húmeda constantemente. Viviendo en Zaragoza donde si llueve 20 días al año estamos de suerte, el aire es muy muy seco… por lo que parte de mí, queriendo dar con el Santo Grial de la salud y recordando mis días en el sur de California, con clima similar, tenían humidificadores en todas las santas casas… así que dicho y hecho, en plena pandemia me dio por hacerme con un humidificador y aceites esenciales.

Con respecto al humidificador, recomiendo que no sea enorme, porque si no te va a dar más pereza enchufarlo. Piensa dónde lo vas a colocar y cómo es tu casa. Por muy grande que sea, si tu casa tiene pasillos y giros, será difícil que la humedad llegue a todas partes, por lo que es preferible que tengas uno pequeño en el salón y otro pequeño en tu dormitorio, mejor que un pedazo de humidificador que luego te de pereza rellenar y limpiar.

Os enseño el que tengo yo. A mí me funciona bastante bien y estoy contenta con la compra:

Además, lo puedes utilizar solo pero en mi caso, ya que me puse, preferí aportar un toque de olor con aceites esenciales.

Este pack incluye 10 ml de lavanda, eucalipto, limón, naranja dulce, árbol de té, menta. Además, te viene con un manual donde te explica qué mezclas has de hacer para conseguir los siguientes efectos: relajarse, inmunizar, sueño, descompresar, respirar, refrescar. Como solo se echan 3-4 gotas, los frascos duran una eternidad. Si te interesa saber más, ¡haz click aquí!

Y ya por último, termino esta segunda sección de ‘cosas que he probado’, con lo que, sorprendentemente más barato es y más me funciona: el jengibre. Es un superalimento en toda regla. Lo normal es tomarlo en infusión pero en Zaragoza a 40ºC la verdad es que no apetece por lo que ni corta ni perezosa, me dije a mi misma que el ‘picor’ solo dura medio minuto y el alivio dura horas así que me corté un trocito y me lo puse a masticar como un chicle. En algunas culturas, la gente lo mastica como si fuera un auténtico chicle y es que tiene un montón de beneficios.

Es antibiótico y antiinflamatorio natural y ayuda a suavizar y calmar irritaciones de garganta y ayudar a nuestro sistema inmune a combatir agentes externos. Además, tiene otros múltiples usos: calma las náuseas por la mañana, ayuda a regular el azúcar en sangre, disminuye el colesterol, ayuda con el dolor menstrual… en fin… ¡yo lo recomiendo tanto fresco como infusión!

Una infusión en el recreo y otra antes de dormir debería ser suficiente pero si al llegar a casa lloras por tu dolor de garganta, métele un mordisco y mastícalo durante 15 segundos… ¡MARAVILLA LA SENSACIÓN DE DESPUÉS!

Te dejo fotos del jengibre así como de las infusiones que más me gustan con base de jengibre:

Como en los Oscars, quiero hacer una sección y mención especial a algo de lo que solemos pasar porque nos lo han repetido demasiadas veces, porque no tenemos tiempo o porque no le damos la importancia que debería tener pero beber agua es fundamental para evitar coger virus, bacterias, mantener nuestro sistema inmune sano o para no irritarnos la garganta nosotros mismos… A nivel personal, se me han llegado a formar placas-sin-fiebre, que realmente son placas por el roce de la garganta al hablar y no tener agua… así que hazme y hazte el favor de hacerte con una buena botella y bebe agua.

OLVÍDATE DE LOS DOS LITROS DIARIOS. Los docentes debemos beber más porque estamos continuamente en movimiento, continuamente hablando y posiblemente en un aula con ambiente seco… por lo que puedes necesitar 3 o 4 litros al día tranquilamente. Antes de clase, bébete un vaso (o casi un tercio de botella si usas de las de 1,5L), a mitad da unos cuantos tragos y póntelo en post-its si lo crees necesario. Empieza cuidando tu salud y la de tu garganta hidratándola para que funcione con normalidad.

Botellas hay de muchos tipos. Identifica la fuente más cercana y si está donde Maricastaña perdió la zapatilla, entonces olvídate de las botellas de metal porque apenas caben 400ml y eso NO es suficiente. Si este año necesitas llevar botellas de plástico porque caben más, lo siento pero hazlo. Al llevar la mascarilla, la garganta se reseca el doble por lo que el consumo de agua deberá aumentar. Después, haz el juramento de que reciclarás las botellas e hidrátate bien. Yo reutilizo la botella de plástico durante 2-3 días y después paso a otra.

Ahora pasamos a la tercera parte de la publicación donde voy a compartir todos aquellos remedios y consejos que las compis y los compis del claustro virtual de Instagram compartieron conmigo cuando hace unos días decidí abrir caja. Como hay más de 50 opciones, lo voy a hacer en modo lista y así, si os interesa alguno en especial, podéis buscar más información en Internet:

  • Infusión de jengibre, canela y zumo de limón. (Esta se repite mucho)
  • Infusiones de Yogi Tea.
  • Infusión de agua con limón y miel.
  • Infusión de tomillo con miel y limón.
  • Infusión de jengibre con limón y tomillo. (Esta se repite mucho)
  • Infusión de jengibre y cúrcuma.
  • Jengibre en gominola.
  • Inhalaciones de vapor con Sinus.
  • Leche templada con miel.
  • Gárgaras de agua con bicarbonato o agua con vinagre.
  • Gárgaras con agua, limón y miel de pueblo.
  • Gárgaras de bicarbonato con agua templada o unos polvos que se llaman Lema Ern.
  • Gárgaras de infusión de tomillo, miel y limón.
  • Estiramientos y ejercicios de la logopeda.
  • Gotitas de herbolario que llevan propóleo y otras hierbas.
  • Cucharada de miel en el café de la mañana.
  • Caramelos de miel natural.
  • Tomar ajo negro.
  • Miel, limón y jengibre macerado.

Espero que os haya gustado esta entrada recopilatoria de problemas y posibles remedios preventivos y soluciones para tratar con cariño y amor a nuestra garganta… remedios recetados por médicos, como vitaminas y probióticos, remedios naturales de farmacia, como la equinacea o el própolis, y remedios caseros sugeridos por el #claustrodeig. Una entrada donde habéis podido leer que un dolor de garganta y las amigdalitis recurrentes son síntomas de que algo no va bien dentro de nuestro cuerpo, por lo que una analítica puede ser un primer paso, pero que también podemos ayudar a nuestro cuerpo con aparatos que nos pueden ayudar… como por ejemplo, a respirar con algo más de humedad en el ambiente, a no forzar tanto la garganta, con un amplificador de sonido.

Siempre siempre siempre, acude y déjate aconsejar por un otorrinolaringólogo, foniatra o médico de cabecera y jamás decidas automedicarte. Toda la información que encuentras aquí es compartida con la finalidad de informar.

Te leo en comentarios por si tienes alguna duda, alguna sugerencia o quisieras compartir algún remedio natural más.

¡Nos vemos pronto!

Andrea

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s